Hablemos de rap

Natos y Waor durante el concierto en el Palacio Vistalegre vía Pinterest.com

El otro día andaba tranquilamente por twitter cuando, de repente, aparece en mi timeline un tweet que rezaba: “El rap hace tiempo que está muerto”. Eh, y ya está. Y se quedó tan ancho. 28 caracteres necesitó un genio del siglo XXI para transmitirnos su sabiduría. 10 segundos de pura elevación divina invirtió en una afirmación categórica de tal nivel. Afirmación que, por supuesto, es falsa.

Afirmar que la música hip hop está muerta hoy en día es, cuanto menos, iluso o denota una sonada ignorancia con respecto al género. Sin duda estamos todos de acuerdo con que hay otros géneros que reciben mayor atención mediática o que están más en auge que el hip hop, pero de ahí a afirmar que está muerto hay un trecho.

La escena del rap en España ha sido una escena muy potente, no olvidamos que Violadores del Verso es el máximo exponente del hip hop de habla hispana históricamente hablando. Aunque Lírico esté a la sombra y Kase-o flipe con el espíritu de la naturaleza. Violadores siempre está presente. Incluso a día de hoy, se sigue escuchando su música y aún se comenta el beef entre Metro y Kase-o culminado con un tema de la talla de Mierda, generando tal nivel de repercusión que empujó a Metro a finalizar su carrera musical.

Como violadores tenemos muchos más ejemplos de grandes figuras del rap que revolucionaron la escena hispana: Juaninacka, quién ha recibido menos bombo del que se merecía, ya que cambió la manera de fluir y entender las bases, Zatu, Tote King, Nach… Podría estar días hablando de la calidad que ha tenido siempre España en este aspecto, por mucho que nos guste denostar nuestro género frente al americano.

Pero, a día de hoy, ¿Cómo esta el hip hop actualmente? Pues amigos, está de todos menos muerto. Ya sólo por el hecho de que muchos de los clásicos de los que he hablado sigan en activo, tal y como lo demuestran Tote King mientras prepara nuevo trabajo, Sho-hai que no pierde la oportunidad de actuar en ningún festival o Sharif que ha visto la gira de su último disco aplazada por el covid.

Ya sabemos que lo pasado fue muy bueno, no necesitáis que me ponga nostálgico. Pero claro, es que las nuevas generaciones también son excelsas. Como ejemplo pondré al máximo exponente de esta nueva hornada de raperos, Natos y Waor. El nivel musical que tienen y la evolución que han sufrido al lo largo de su carrera es algo digno de estudio en las universidades, con letras que nos representa a una parte de la generación de jóvenes, la llamada cultura de parque.

Del mismo sitio sale gente como Recycled J o Denom, artistas de gran calidad que también han pasado de ser simples chavales de barrio a ser verdaderos profesionales de gran reconocimiento. Si bien, no puedo dejar de mencionar a Fernando Costa con su estilo más agresivo o a los gemelos Ayax y Prok con un rap político mucho más combativo. Esto son solo unos ejemplos que ilustran el nivel de toda la escena.

Pero los artistas no son todo, ni mucho menos, también hemos observado un cambio en las instrumentales que utilizan en sus canciones. Hemos pasado de grandes productores como Cookin´ Soul, R de Rumba o Acción Sánchez a productores que traen estilos nuevos como Blasfem, Manu Beats, Sceno, Gharuda, Gese Da O o Selecta (si no conocéis alguno, os recomiendo echarles un ojo a sus trabajos porque son increíbles). Hemos saltado de un marcado boom bap a una variedad más melódica como la que podemos escuchar en Recycled J o a bases más duras y agresivas como las de Fernando Costa.

Tampoco vamos a olvidar que C.tangana, el cual podríamos considerar el artista del momento, empezó su carrera musical bajo el nombre de Crema y fue muy reconocido por su disco Agorazein, siendo una de las estrellas del underground en la capital, todo ello enmarcado y definido por el rap de calle.

Y no me quiero quedar en lo que ya hay, porque lo que viene también es bueno. Gente como Miranda o Nova Mejias que está empezando a despuntar ahora, apadrinados en algunos casos por raperos ya establecidos aseguran una continuidad al rap en español en años venideros.

Por todo esto (y lo que me dejo fuera) es un error afirmar, o pensar, que el hip hop está muerto u olvidado. Con la llegada de las redes sociales y la facilidad para promocionar canciones y eventos, la música en general y el rap en particular encuentra mucha facilidad para crear grandes comunidades que apoyen la continuidad del género  

Por si hacia falta alguna prueba de lo activa que está esta música os invito a ver imágenes del palacio de Vistalegre cuando Natos y Waor consiguieron un sold out en menos de 24 horas o el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo cuando SFDK, en su 25 aniversario lo llenó con gente de toda España.

No me puedo ir sin mencionar el último beef del mundillo entre El Jincho y Foyone, con verdaderos temazos por ambas partes, que ha llegado más allá del rap dado que se ha hablado del mismo en televisión y radio. Para ti, ¿Quién gano esta “tiradera”?.

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad