GEORGE CLINTON Y EL LEGADO DEL FUNK

Celebraremos su reciente 80 cumpleaños, profundizaremos en la importancia de su figura y repasaremos la influencia que ha tenido en la música a lo largo de varias décadas.

Al igual que a James Brown se le considera el padrino del Soul, tendríamos que considerar a George Clinton como el rey del Funk. 

Nacido en 1941 en Carolina del Norte pero residiendo en New Jersey, a principios de los 60 tenía un trabajo como estilista, (este puesto le hizo ganar un conocimiento que sería fundamental en el futuro de su carrera para crear esa estética tan característica). De esta manera se ganaba la vida, mientras hacía sus primeras incursiones en el mundo de la música fundando su primera banda llamada The Parliaments, un grupo de estilo Doo Wop (típico de las décadas de los 50 y 60, donde se mezclaba el Gospel con el R&B clásico), y con el que apenas tuvieron un pequeño éxito en el 67 llamado ‘I Wanna Testify’. Mientras la banda buscaba reconocimiento, George trabajó durante un corto periodo de tiempo como autor en Motown. De esta manera, con el contacto al alcance de la mano, presentó e intentó el fichaje de la banda por Motown, pero no tuvo éxito. Podríamos considerar este rechazo como la chispa que prendió la mecha de la exitosa carrera posterior de George Clinton.

A principio de los 70 y con su banda original ya disuelta, funda otra banda en busca nuevos sonidos, pero que un principio tampoco reniega de su origen Doo Wop y que por eso acuña el nombre de Parliament/Funkadelic. Aquí se rodea de músicos con una calidad incuestionable, como pueda ser el bajista Bootsy Collins, uno de los principales responsables de ese sonido tan característico del grupo, o el guitarrista Edie Hazel, autor de la hipnótica línea de guitarra de ‘Maggot Brain’, basaba claramente en el Rock Progresivo. La banda nunca pretende asentarse en un género único y persigue en todo momento la innovación y la búsqueda de nuevos estilos de creación. Podríamos definir a Parliament/Funkadelic como el resultado de meter en una coctelera a Jimi Hendrix, Sly & The Family Stone, un par de gotas de ácido y decorando con tres pizcas de mescalina espolvoreada por encima. Un brebaje musical denominado por el propio George como P-Funk.

Mientras la Motown se esforzaba en adaptar la música negra a una imagen mainstream para que pudiese también ser escuchada por la comunidad blanca, Parliament/Funkadelic se pasó una década entera rompiendo estereotipos y clichés, dando un auténtico lavado de cara a la cultura musical afroamericana. Crearon un universo propio con su música, estética y puesta en escena, naciendo así la ‘P-Funk Nation’, de la cual George Clinton fue presidente por unanimidad artística. Siempre ligados a una imagen cósmica e interplanetaria, se reían con descaro de la cultura popular estadounidense, como por ejemplo acuñando el lema ‘In Funk We Trust’, que hacía clara referencia humorística al ‘In God We Trust’ que se puede ver impreso en los billetes de dollar, o con el título y la portada del álbum de 1979 ‘Uncle Jam Wants You’, donde parodiaban al mítico Tío Sam y sus posters, que servían de reclamo para que la plebe se uniese al ejército de EEUU, (todo esto con el final de La Guerra de Vietnam aún reciente).

Bajo este estilo psicodélico, canciones con duraciones impensables para el hoy en día y directos únicos con escenarios llenos de músicos y animadores, cosecharon éxito tras éxito en la década de los 70. Hablando en números: colocaron 40 singles en las listas R&B, de los cuales 3 fueron números uno y alcanzando 3 discos de platino en ventas. Tras esto, Clinton se consolida como una de las caras visibles de la resistencia de la música negra en su esencia más pura y como uno de los padres fundadores del Funk y del estilo Disco que se derivaría de este en los años 80.

A principios de los 80 la banda se disuelve, (aunque volverían de manera intermitente más adelante) y en el año 81 George Clinton empieza su carrera en solitario, fichando en 1982 por Capitol Records y lanzando 2 importantes singles: El primero fue ‘Loopzilla’, cuyo nombre sirve de inspiración para Bootsy Collins, que se termina autodenominando como Bootzilla, e inclusive para Snoop Dogg, que para lanzar su álbum junto a Dam-Funk ‘7 Days Of Funk’, cambia su nombre a Snoopzilla. El segundo single sale bajo el nombre de ‘Atomic Dog’ y es sampleado en 1993 por Dr Dre para el tema que le da el salto a la fama a Snoop Dogg, y de título ‘Who Am I (What’s My Name)’.En esta década también se dedica a la producción, encargándose de algunos trabajos de su amigo Bootsy y produciendo en el 85, por petición expresa de la banda, el segundo disco de estudio de Red Hot Chilli Peppers, llamado ‘Freaky Styley’.

A finales de los 80 y durante todo los 90 sigue con su carrera en solitario. De hecho en 1993, con el sello Paisley Park Records, perteneciente a Prince, saca el álbum ‘Hey Man, Smell My Finger’, que sirve de inspiración para que el reconocido artista californiano Suga Free lance en 2008 un disco de puro G-Funk bajo el nombre homónimo ‘Smell My Finger’. También cabe mencionar que Prince reconoció como un orgullo haber podido trabajar con George, ya que siempre había sido una fuente de inspiración para él. Por si fuera poco, también aparece en la película ‘Graffiti Bridge’, protagonizada por el propio Prince en 1990. En ese mismo año también se le puede ver en ‘House Party’, una comedia que tiene a la música como protagonista y con una banda sonora producida por el mismísimo Marcus Miller.

Por último pero no menos importante, no nos podemos olvidar que George llegó a trabajar con Rockstar Games en el clásico videojuego ‘GTA: San Andreas’ (2004), donde pone voz a The Funktipus, el DJ de la radio de Funk del juego (Bounce FM) y en la que además podemos escuchar mientras conducimos su tema ‘Loopzilla’, del cual ya hablamos anteriormente.

Aparte de lo ya mencionado durante este viaje que hemos dado a lo largo de la vida del fantástico y polivalente George, quiero mencionar algunos datos más, que no harán más que confirmar el estatus que alcanzó como figura influyente dentro de la cultura de música urbana afroamericana y los géneros que de ella se derivan: Fue la inspiración principal de Afrika Bambataa (colectivo musical clave en el nacimiento del movimiento del Hip Hop), Dr Dre lo sampleó hasta la saciedad en su época dorada noventera en Death Row Records, colaboró con la difunta leyenda Tupac Shakur en la canción ‘Can’t C Me’ dentro del álbum ‘All Eyez On Me’ (posiblemente el mejor disco del artista), con Digital Underground en ‘Sons Of The P’, (donde el productor G Shock era ferviente devoto de Parliament/Funkadelic) y con el ex-miembro de N.W.A. Ice Cube en el tema y videoclip ‘Bop Gun’, perteneciente al disco ‘Lethal Injection’ y donde el sampleo principal fue cogido de ‘One Nation Under A Groove’ (uno de los clásicos de la banda de P-Funk). Incluso recientemente, en el álbum que Kendrik Lamar lanza en 2015 ‘How To Pimp A Butterfly’, colabora en la canción ‘Wesley’s Theory’. Aún podríamos seguir engordando la lista de sampleos y colaboraciones con artistas, con nombres de la talla de Lil Kim, Mix Master Mike, Outkast, Redman, Wu Tang Klan, Killah Priest…

Tuve la suerte de ver a Parliament/Funkadelic en el 2014 en el festival Cultura Inquieta de Getafe, y aún faltando parte de los músicos originales, fue un espectáculo único. George salió al escenario apoyado de un enorme trono, en el que poder sentar a descansar de vez en cuando sus piernas machacadas por los eternos bailes. Además de poder saltar y disfrutar al ritmo de clásicos estelares como ‘Give Up The Funk’, reconozco que me tuve que sentar al sonar el principio de ‘Maggot Brain’, antes de caerme de culo de la emoción que se transmitía.

La conclusión que arrojan sus 60 años de carrera en la Industria Musical, es que parece que George Clinton será una figura absolutamente irrepetible y que no nos queda más que alabar y disfrutar de su música y legado, dando gracias por cada canción y concierto que ha regalado a la la Nación del Funk.

¡LARGA VIDA AL REY!

Related Articles

Responses

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad