El Hardware y el Software en la grabación musical.

Con motivo del lanzamiento de la segunda edición de nuestro máster MPI (Música, Producción e Industria), queremos contaros por aquí cómo funciona el fascinante mundo de la grabación musical, uno de los procesos que engloba la producción musical. 

Los dos conceptos clave con los que vamos a empezar son Hardware y Software. ¿Tú sabes lo que son?

Estos dos anglicismos se han convertido en dos elementos fundamentales de nuestro día a día. Sin ser plenamente conscientes de ello, son muchísimas veces al día las que se recurre al uso de estas dos palabras. Ambos representan una simbiosis perfecta, uno necesita al otro para funcionar, y viceversa. Son inseparables y complementarios. 

Por ejemplo, cuando nos conectamos a una red social, cuando llamamos a cualquier persona desde nuestro teléfono o cuando vemos nuestra serie favorita en las plataformas digitales estamos haciendo uso tanto del hardware como del software. 

En primer lugar tenemos el hardware, que hace referencia a toda la parte física del ordenador, es decir, todo lo que puedes ver y tocar. Dentro de este se diferencian varias partes: encontramos un hardware básico, en el que se encuentran los elementos fundamentales para que un ordenador pueda funcionar, y también un hardware que complementa el comentado anteriormente, que, aunque no sean estrictamente necesarios para que funcione la máquina, ayudan en gran cantidad a que sea más accesible y práctica. 

Por otro lado, encontramos el software, que se puede definir como toda la parte digital de un ordenador, lo que nos ofrece la posibilidad de comunicarnos con el ordenador. Los softwares pueden ser de tres tipos diferentes, de sistema (sistema operativo, controladores, etc.), de aplicación (programas utilizados para tareas específicas) y de programación (crear o desarrollar programas).  

Una vez esto está claro, pasamos a especificar la diferencia entre software y hardware, no en cuanto al funcionamiento de un ordenador, sino en cuanto a la grabación, tanto de audio, como de vídeo. 

Volvemos a realizar esa separación entre ambos conceptos, ya que es la manera más clara de entender esto.

 

Por un lado, tenemos el hardware. Para poder grabar se necesitan tres elementos principales, un micrófono, una interfaz de audio y un ordenador. Sin olvidar, por supuesto, los cables que van a unir estos tres elementos previamente comentados. 

 

Por otro lado, en cuanto al software, debemos descargar algún programa de edición de audio, para que esto nos cueste el mínimo precio posible buscaremos algo que no tenga ningún tipo de coste económico. Nuestros alumnos del máster MPI trabajan con Pro Tools, aunque también existen programas gratuitos como Audacity Reaper.

Sobre los dos programas gratuitos os daremos un poco más de información, por si queréis adentraros en la grabación musical. 

 

El primero de ellos, Audacity, es totalmente gratuito, poco pesado en cuanto a espacio que ocupa en el ordenador y muy importante también, fácil, intuitivo y manejable en cuanto a su uso. Además, lo tenemos en castellano. El segundo, si es cierto que es algo más complejo, pero tampoco mucho, está en inglés y técnicamente estás usando la versión de prueba, aunque es idéntica a la original y tiene uso ilimitado, con la intención de que, si te ha gustado el programa, pagues su precio una vez lo has usado.

 

Una vez esta parte está preparada la parte del software, pasamos al hardware especializado en grabación. Para poder grabar una voz o cualquier instrumento, se necesitan los tres elementos comentados en el artículo anterior, micrófono, interfaz y el ordenador, que ya está preparado. Se conecta la interfaz de audio al ordenador, y esta al micrófono, a través de un cable canon XLR. Además, también necesitamos una salida de audio, que o bien puedes ser unos auriculares o sino un monitor. 

Una vez tenemos todos los elementos comentados conectados, pasamos a la grabación. Hay que configurar el programa para que el sonido salga y entre por la interfaz.

 

Si quieres aprender este proceso de una manera más profesional, no dudes en contactar con nosotros y te informaremos sin compromiso de todo lo que vas a aprender, pudiendo llegar a hacer que tus grabaciones suenen como las canciones que oyes en la radio, Spotify o YouTube. 

 

Si hay algo más sobre lo que quieres que hablemos, déjanos un comentario y trataremos de escribir sobre ello.

Related Articles

Responses

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad