El Hardware y el Software en la grabación musical.

Con motivo del lanzamiento de la segunda edición de nuestro máster MPI (Música, Producción e Industria), queremos contaros por aquí cómo funciona el fascinante mundo de la grabación musical, uno de los procesos que engloba la producción musical. 

Los dos conceptos clave con los que vamos a empezar son Hardware y Software. ¿Tú sabes lo que son?

Estos dos anglicismos se han convertido en dos elementos fundamentales de nuestro día a día. Sin ser plenamente conscientes de ello, son muchísimas veces al día las que se recurre al uso de estas dos palabras. Ambos representan una simbiosis perfecta, uno necesita al otro para funcionar, y viceversa. Son inseparables y complementarios. 

Por ejemplo, cuando nos conectamos a una red social, cuando llamamos a cualquier persona desde nuestro teléfono o cuando vemos nuestra serie favorita en las plataformas digitales estamos haciendo uso tanto del hardware como del software. 

En primer lugar tenemos el hardware, que hace referencia a toda la parte física del ordenador, es decir, todo lo que puedes ver y tocar. Dentro de este se diferencian varias partes: encontramos un hardware básico, en el que se encuentran los elementos fundamentales para que un ordenador pueda funcionar, y también un hardware que complementa el comentado anteriormente, que, aunque no sean estrictamente necesarios para que funcione la máquina, ayudan en gran cantidad a que sea más accesible y práctica. 

Por otro lado, encontramos el software, que se puede definir como toda la parte digital de un ordenador, lo que nos ofrece la posibilidad de comunicarnos con el ordenador. Los softwares pueden ser de tres tipos diferentes, de sistema (sistema operativo, controladores, etc.), de aplicación (programas utilizados para tareas específicas) y de programación (crear o desarrollar programas).  

Una vez esto está claro, pasamos a especificar la diferencia entre software y hardware, no en cuanto al funcionamiento de un ordenador, sino en cuanto a la grabación, tanto de audio, como de vídeo. 

Volvemos a realizar esa separación entre ambos conceptos, ya que es la manera más clara de entender esto.

 

Por un lado, tenemos el hardware. Para poder grabar se necesitan tres elementos principales, un micrófono, una interfaz de audio y un ordenador. Sin olvidar, por supuesto, los cables que van a unir estos tres elementos previamente comentados. 

 

Por otro lado, en cuanto al software, debemos descargar algún programa de edición de audio, para que esto nos cueste el mínimo precio posible buscaremos algo que no tenga ningún tipo de coste económico. Nuestros alumnos del máster MPI trabajan con Pro Tools, aunque también existen programas gratuitos como Audacity Reaper.

Sobre los dos programas gratuitos os daremos un poco más de información, por si queréis adentraros en la grabación musical. 

 

El primero de ellos, Audacity, es totalmente gratuito, poco pesado en cuanto a espacio que ocupa en el ordenador y muy importante también, fácil, intuitivo y manejable en cuanto a su uso. Además, lo tenemos en castellano. El segundo, si es cierto que es algo más complejo, pero tampoco mucho, está en inglés y técnicamente estás usando la versión de prueba, aunque es idéntica a la original y tiene uso ilimitado, con la intención de que, si te ha gustado el programa, pagues su precio una vez lo has usado.

 

Una vez esta parte está preparada la parte del software, pasamos al hardware especializado en grabación. Para poder grabar una voz o cualquier instrumento, se necesitan los tres elementos comentados en el artículo anterior, micrófono, interfaz y el ordenador, que ya está preparado. Se conecta la interfaz de audio al ordenador, y esta al micrófono, a través de un cable canon XLR. Además, también necesitamos una salida de audio, que o bien puedes ser unos auriculares o sino un monitor. 

Una vez tenemos todos los elementos comentados conectados, pasamos a la grabación. Hay que configurar el programa para que el sonido salga y entre por la interfaz.

 

Si quieres aprender este proceso de una manera más profesional, no dudes en contactar con nosotros y te informaremos sin compromiso de todo lo que vas a aprender, pudiendo llegar a hacer que tus grabaciones suenen como las canciones que oyes en la radio, Spotify o YouTube. 

 

Si hay algo más sobre lo que quieres que hablemos, déjanos un comentario y trataremos de escribir sobre ello.

Related Articles

Responses

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca de esta Masterclass sobre Songwriting

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca de esta Masterclass sobre Supervisión Musical

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. 

Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca de nuestra experiencia presencial Las Musas Asturias

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. 

Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca del Master de Producción Musical ‘MPI’

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. 

Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca de nuestra Doble Titulación

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. 

Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca del Master ‘Música En Vivo, Marketing y Comunicación’

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contactos contigo. 

Aclararemos todas tus dudas y te daremos más información acerca del Master ‘La Industria Musical En La Era Digital’

*Horario: 10:00-20:00

ODDLIQUOR

Hay relaciones inexorables con la música. La de ODDLIQUOR (Marcos Terrones) viene de cuna. Después de cursar el bachiller de artes y de trabajar como mozo de almacén y cajero, consiguió empezar a desarrollar su pasión musical. En el año 2017 contribuyó a ‘Esmeralda’ de Nathy Peluso; año y medio de aventura compartida en los primeros compases profesionales de ambos. Después llegaron colaboraciones con artistas respetados de la escena nacional e internacional, como Deva, Natalia Lacunza o Cruz Cafuné.

La pandemia ahondó en la necesidad de ir más allá de la producción para otros. Tras dos discos, un EP y un puñado de singles, todo explotó. Esa renovación tiene por título ‘4×4’ (2021). La virguería sonora de ‘4×4’ fusiona todo lo que ODDLIQUOR ha sido hasta ahora. Un rhythm and blues contemporáneo que se retuerce sobre sí mismo y se torna dark, que vacila hacia el baile, deja brillar el funk o mengua hasta el bedroom. Marcos, siempre honesto, atiende con timbre grave, de pecho, pero dulcísimo. Le encanta trabajar con los demás, pero con él mismo, más.

BEGUT

Zaragozana, 22 años, criada entre discos y la tremenda pasión por la
música de unos padres melómanos, Begut compuso su primera canción a los 12 años, y cinco después se marchó al Institute of Contemporary Music Performance de Londres a estudiar composición musical, producción y business.

Aunque sus primeras composiciones fueron en inglés, durante el
confinamiento de 2020 se produjo una especie de chispazo que nos trae hasta aquí: “Empecé a sentir que quería decir cosas en mi propio idioma; cosas que, contándolas en inglés, no me veía tan reflejada. Ahí me encontré y descubrí que podía mezclar quién era musicalmente con quién era personalmente”. Dicho y hecho: durante aquellos meses Begut empezó a escribir y a mostrar estas canciones a través de su cuenta de Instagram, que poco a poco empezó a sumar miles de seguidores prácticamente hipnotizados por su encanto, espontaneidad y una capacidad tremenda para emocionar desde lo sencillo.

CARLOS ARES

Su andadura con la música comenzó a los 2 años, cuando empezó a
estudiar piano, y a los 9 la guitarra. A los 11 años compuso su primera
pieza a piano y a los 14 sus primeras letras. Comenzó a grabar sus
primeras maquetas en un estudio de A Coruña, donde conoció a su
mentor, Sergio Delgado. Él le facilitó un equipo con el que poder
grabarse en casa, utilizando Cubase, más tarde Pro Tools y, por
último, Logic. Una vez tuvo suficiente repertorio comenzó a dar
conciertos. Su quinto concierto fue llenando el Teatro Colón de A
Coruña. Mientras negociaba con distintas discográficas, se dedicó a
desarrollar su faceta como letrista y compositor, haciendo sesiones
con todo tipo de autores y productores. Llegó a componer algo más de 100 canciones.

Finalmente firmó como artista de Sony Music a los 17 años y lanzó su
primer EP de 5 canciones. A los 20 años empezó a producir y
componer, además de para su proyecto, para otros artistas. Esto
estimuló su creatividad y le ayudó a evolucionar en su sonido. En 2020
publicó sus nuevos trabajos, mucho más experimentales y con los que
Carlos se sentía mucho más identificado. Estos nuevos proyectos son
los que más interés han despertado en el público y gracias a ellos ha
comenzado a trabajar en muchos otros proyectos artísticos como
productor, compositor, letrista… A día de hoy, Carlos sigue abriéndose
a nuevos proyectos y está trabajando en su primer disco, que
previsiblemente, saldrá este año.

INVITADO SOPRESA

Campus Las Musas guarda un as bajo la manga en forma de invitado especial y experto en propiedad intelectual en la Industria de la Música, que impartirá clase en esta Masterclass de Supervisión Musical. Si solicitas más información te daremos más detalles.

ETEL AYVAR

Experta en Industria Musical, funda junto a Edgar Marín Las Musas Music y Campus Las Musas, en las cuales actúa hoy en día como CEO . Etel es consultora y asesora legal especializada en la Industria de la Música. Ha realizado numerosas formaciones y conferencias con entidades como Fundación Telefónica, Fundación SGAE, Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad de Sevilla entre otras. También forma parte del equipo docente del máster ‘La Industria Musical En La Era Digital’ y se encargará de ser la moderadora de esta Masterclass sobre Supervisión Musical.

K!NGDOM

Trio independiente con base en Madrid que nació en 2019. La banda
publicó su álbum debut en octubre de 2020. En inglés o en castellano,
sus temas traspasan la pantalla. El pasado mayo se inspiraron en las
novelas de Elisabeth Benavent para crear “Valeria” (Banda Sonora de
la serie original de Netflix). Actualmente están inmersos en la campaña
de promoción de La Voz de Antena 3 con la canción creada a medida
“My Voice”, un hecho insólito en la historia del programa. La banda
también ha trabajado en publicidad con marcas nacionales e internacionales en estos años, como Gema Siveroni, Aperol Spritz, El Peliculón de Antena 3 o Vampr, siendo embajadores de la app de música con su tema “Leave It All”.

Juan Tomás Tello

Supervisor musical para series top del panorama nacional como “Vis a Vis”, “El Barco”, Los Hombres de Paco”, “Aida”, “Estoy Vivo”, “Byb” o “Kamikaze”. También ha desarrollado este trabajo para películas de la talla de “A Tres Metros Sobre el Cielo”, “Fuga de Cerebros I y II” y “Tengo Ganas de Ti” entre otras. Actualmente combina la docencia con su labor de Music Supervisor en “El Embarcadero”, “Por H o Por B”, “Nasdrovia”, “Sky Rojo” o “La Casa de Papel”.

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y darte un asesoramiento personalizado.
Resolveremos todas tus dudas respecto a cualquiera de nuestros masters.

*Horario: 10:00-20:00

Atención Personalizada

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y darte un asesoramiento personalizado.
Resolveremos todas tus dudas respecto a cualquiera de nuestros masters.

*Horario: 10:00-20:00

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad